Lo QUE

CREEMOS

Creemos en un solo Dios verdadero, que se ha manifestado en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo, iguales en Deidad, Poder y Gloria.


Creemos en Jesús, quien es plenamente Dios y plenamente Hombre, nacido de una virgen, tentado en toda pasión pero Victorioso en Santidad, que entrego su vida en la cruz como sacrificio eterno, y que su Sangre Bendita derramada en El Calvario, nos limpia de todo pecado, quien ascendió a los cielos, y se encuentra a la diestra del Padre, como Vencedor, como Intercesor y vendrá pronto a establecer su reino eterno y perpetuo.


Creemos que la salvación ha sido únicamente por la Gracia de Jesús y que no hay sacrificio humano, ni ofrenda material suficiente, como para ganarla, más bien únicamente es otorgada por fe en la obra completa de Jesús.


Creemos en la Biblia y sus sesenta y seis libros, como la revelación suficiente al hombre, la cual ha sido inspirada por El Espíritu Santo, como la Palabra de Dios, y por tanto debe ser comprendida, espiritualmente como tal.


Creemos que la Iglesia ha sido llamada a bendecir El Nombre de Dios, con Alabanza, con Cantico espontáneo y no menos importante, con el desarrollo de una vida recta y santa, a través de lo cual podrá mostrar las virtudes de aquel que llamo a la Iglesia, de tinieblas a su luz admirable para ejercer con el equipamiento de los Ministerios Primarios descritos en Efesios 4:11, para los santos el anunciamiento de la obra eterna y redentora de Cristo.


Creemos que el hombre fue creado para ser dependiente, plena y exclusivamente de Dios, quien anhela amistad y relación, regocijo e intimidad más que actividad y aun más que servicio. Marta y María, David y Saúl son dos claros mensajes que dan testimonio de dicha creencia.

Creemos que Jesús vendrá nuevamente al final de los tiempos en forma física y visible, para establecer su Reino y Señorío, y que la Iglesia será la precursora de anunciar la Palabra de su Venida antes y a través de la tribulación, con sumo gozo, poder y autoridad.


Creemos que todas las personas tienen el mismo valor, no importando su género, raza, lengua, cultura, edad y clase social. Que cada persona es apta para el arrepentimiento y el perdón.


Creemos que todo creyente que se acoge a la Cruz del Calvario y decide seguir a Jesús, creyendo y viviendo en su propuesta de salvación y de reconciliación con Dios, forma parte de la familia de Dios, y que ha sido llamado a cultivar una vida en comunidad para ejercer su sacerdocio delante de Él.


Creemos en el mandato de Dios de ir y hacer discípulos a las naciones.
Creemos que la santidad es parte de la Gracia de Dios extendiéndose al corazón y reflejándose en todas las áreas de nuestra vida.


Creemos en el equipamiento y pastoreo a la Iglesia de Cristo, a quienes la Palabra de Dios denomina Piedras Vivas y Cartas Leídas por los hombres, a través de proclamación de su mensaje en células homogéneas, grupos pequeños, Iglesia en casas, y en la celebración del culto agradable a Dios, y que todos somos llamados a alinearnos con el modelo de vida Bíblico, viviendo con las manifestaciones de su Poder, Maravillas y Milagros.


Creemos en que Dios está hablando directamente a sus ovejas y que ellas escuchan su voz. Que Dios nunca ha dejado de hablar, y que los impedimentos que se enseñorearon en el individuo pueden ser removidos, únicamente a través de las instrucciones de Jesús, quien está tocando a los corazones y que cada uno de nosotros es libre de elegir a dar el paso de desear ser libre.


Creemos que Satanás, fue un ángel que fue echado de su posición en los cielos, debido a su rebelión y su altivez. Que fue juzgado y vencido por Cristo en la Cruz del Calvario y que pronto su reino será completamente exterminado de la tierra y que para él están preparados el lago de fuego y azufre, eternamente.

Contacto:

388-4650

mcreciendofuertes@gmail.com

Calle 50 y Calle Elvira Méndez, entrando por Tower Bank, Edif. Ejecutivo, Piso 7, Panamá

República de Panamá

© 2018 Creciendo Fuertes